Herederos del cónyuge fallecido están legitimados para demandar la simulación de los actos del sobreviviente

Asuntos CivilesLa Corte Suprema de Justicia de Colombia, mediante  sentencia de su Sala Civil indicó que la acción simulatoria le es propia a los herederos, por las repercusiones directas que ese perjuicio les ocasiona, ya que incide concretamente en lo que pasa a engrosar el haber de la sociedad conyugal, la subsiguiente repartición de gananciales, la determinación de la masa herencial y su posterior adjudicación, todo lo cual se agota en un solo trámite notarial o procesal, dependiendo de las circunstancias, como lo prevén los artículos 586 del Código de Procedimiento Civil y 1° del Decreto Ley 902 de 1988, modificado por el 1° del Decreto 1729 de 1989.

En ese sentido, explicó las dos vías con las que cuentan para demandar la simulación, así:

1. Si en vida del cónyuge que luego fallece el otro dispuso simuladamente de un bien calificado como ganancial cuando se había disuelto la sociedad conyugal o estaba en vías de serlo, de acuerdo con las circunstancias explicadas anteriormente, es evidente, en este caso, que tal motivo de disolución, anterior y distinto al de su propia muerte, le otorgaba en vida legitimación e interés para demandar la simulación de los actos celebrados por su consorte, con el fin de hacer prevalecer la existencia real de unos bienes como integrantes del haber social, sobre su aparente disposición por el otro cónyuge. No habiendo ejercido este la acción, podrán hacerlo sus herederos iure hereditario, tomando, simplemente, el lugar de su causante, lo cual se explica, además, por el carácter patrimonial que dicha acción ostenta.

2. Si en vida del causante no se presentó ninguna de las situaciones comentadas, o sea, ni se había disuelto la sociedad conyugal ni se esperaba que ello ocurriese, resulta evidente que con ocasión de su fallecimiento emerge un motivo legal de disolución de aquella y, precisamente por ello, son sus herederos quienes, iure proprio, adquieren a partir de ese momento, no antes, y por efecto del régimen económico-matrimonial consagrado en la Ley 28 de 1932, interés jurídico para demandar la simulación de los actos celebrados por el otro cónyuge. (Lea: Conozca las dos clases de simulación, según la Sala Civil)

Según explica la Corte, así una operación traslaticia de dominio se lleve a cabo por el titular antes de que pierda vigencia la comunidad universal de bienes que nace con las nupcias, no queda blindada de cuestionamientos posteriores sobre su verdadero alcance (M. P. Fernando Giraldo).

CSJ Sala Civil, Sentencia 119972016 (63001310300320010044301), Ago. 29/16

Fuente: Ambito Jurídico

Abogado Colombia – Legal Team Workers

Acerca de Abogados Colombia | Legal Team Workers

Abogados en Colombia, Derecho Corporativo, Financiero y Bursatil, Compliance Governance, Advisory, Compra y Venta de Empresas, Due Diligence, Auditoria Juridica, Buen Gobierno Corporativo.
Esta entrada fue publicada en Asuntos Civiles y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios y Consultas

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s