Los 12 Principales Riesgos de las Libranzas “Que no le dicen”

Libranzas - Cooperativas y Entidades Solidarias

Libranzas – Cooperativas y Entidades Solidarias

Con la expedición de la Ley 1527 de 2012 de la cual es promotor entre otros ilustres juristas,  el actual Fiscal General de la Nación Dr. Nestor Humberto Martinez Neira, abogado profundamente conocedor en materia de derecho comercial, financiero y de los negocios en Colombia, se abrió la posibilidad de desarrollar un lucrativo negocio a partir de la negociación o venta al descuento de los  documentos pagares que instrumentan los créditos amparados con libranza que no es otra cosa que la autorización irrevocable que otorga un trabajador a su empleador para el descuento directo de su salario de la cuota del crédito que este adquiera para que sea girado al acreedor, generalmente una cooperativa multiactiva, un banco o una sociedad comercial. Para el caso de las pagadurías estatales, es preciso que el acreedor, cuente con un código asignado por cada pagaduría para de esta forma poder aplicar los descuentos con sus correspondientes pagos directos al acreedor.

Con la Ley 1527 se abrió por un lado, la opción  para un amplio segmento de ciudadanos trabajadores que por diferentes razones no podían acceder al crédito y por el otro para que las cooperativas y prestamistas en general tanto del mercado primario es decir los bancos, como del secundario: cooperativas o del terciario: Sociedades comerciales prestamistas, pudieran salir a negociar los títulos valores pagarés amparados con libranza mediante el mecanismo de la compra de cartera al descuento que se perfecciona mediante el endoso  del respectivo título valor.

  • El enajenante primigenio, es decir, el acreedor original vende el título al descuento a un intermediario (Estraval, Elite, etc.) que lo compra por un valor inferior al del importe del mismo y/o al del importe y los flujos futuros, generalmente a una tasa que oscila entre el 60% y el 70%.
  • El vendedor obtiene la liquidez que requiere para seguir prestando o para desarrollar su objeto social o mutual;
  • El  intermediario obtiene la posibilidad de salir a vender los títulos con un descuento entre el 80% y el 90%, es decir obtiene para si un margen no menor al 20% para nada despreciable en especial por la velocidad, facilidad y mínimo riesgo con que lo logra. El intermediario vende nuevamente el título al descuento al comprador o inversionista final que es generalmente un ciudadano del común y en no pocas ocasiones aunque minoritariamente incluso sector bancario.

Tras recibir el pago de su cliente comprador, el intermediario ya concretó su utilidad en un negocio rápido y muy lucrativo con cero riesgo para él. Sinembargo el comprador, inversionista de buena fe, convertido por cuenta del endoso en su favor en tenedor legitimo  de los títulos que adquirió, deseoso por  lograr la anunciada “utilidad” que en realidad se vende (aunque no se escriba en la cotización) como una rentabilidad,  en contraste asume  TODOS los riesgos connaturales del crédito además de otros que más adelante indicaremos, bajo  la expectativa de obtener el recaudo de los flujos futuros a 24, 36, 48 o 60 meses.

Es claro hasta acá que este intermediario a más de prometer sustituir pagares siniestrados a sus compradores o de coadyubar en el cobro, en la practica incluso con endosos de su parte “con responsabilidad” no asume ningún riesgo; incluso, en ocasiones ni siquiera pone de su dinero para comprar los pagarés por que para ello utiliza el dinero que el cliente le paga. Logran de rapidez y como mucha habilidad obtener margenes de ganancia indiscutiblemente altos  por su intermediación. Estos son los intermediarios ESTRAVAL, ELITE y otros más de 300 que existen en el mercado.

El crédito libranza fue acogido muy en particular por las cooperativas multiactivas que por su condición mutual se constituían en los vehículos idóneos para el desarrollo de la figura y para quienes la Ley Laboral establece un mecanismo de pago preferente y prioritario de sus créditos, que naturalmente los intermediarios venden al ingenuo comprador como una seguridad más para considerar este tipo de inversión como cercano al riesgo cero (0).

Fue así como surge los créditos respaldados con libranzas o autorizaciones irrevocables de descuento de nómina y prestaciones, los cuales a su vez dieron lugar a la venta con descuento de los mismos, como mecanismo para fondear y obtener liquidez para sus originadores que les permitieran ensanchar sus fines mutualistas a todo nivel.

Entran en el escenario intermediarios entre los originadores y los clientes finales y es allí cuando desde 2011 nace ESTRAVAL y ELITE INTERNATIONAL AMERICAS, entre otras muchas más, mencionando solo estas por ser las más grandes y conocidas las que  luego de 4 años de vigencia de la Ley, están en el ojo del huracán al punto tal que se ha llegado a cuestionar de fondo el modelo de negocio siendo legal aunque manifiestamente inequitativo y muchas veces engañoso para el consumidor, en su desarrollo se ha prestado para enriquecimientos y abusos tanto como a defraudaciones de todo tipo, en un ambiente propicio dada la ausencia de regulación sobre el tema, ausencia de regulación que dicho sea de paso siempre estuvo muy manejada por los propios operadores e intermediarios ante los diferentes órganos de inspección, vigilancia y control del Estado, pues es innegable el tamaño de negocio que rodea los 30 Billones de Pesos lo cual genera toda suerte de posibilidades que impedían una regulación del tema por inconveniente para los mayores beneficiados en la cadena.

Esta semana  se desarrolló un interesante foro sobre el tema en la Universidad Externado de Colombia, identificándose la urgente necesidad por que el estado intervenga de manera pronta y efectiva en la regulación del negocio, antes de que ocurran nuevas desgracias que impactan a la sociedad y entre ella a una población especialmente vulnerable con efectos catastróficos. Se evidencia claramente que el mercado extrabancario de libranzas es el caldo de cultivo para toda suerte de irregularidades que a la postre han impactado tan vilmente en los inversionistas. La ausencia de regulación a los originadores y a los intermediarios extrabancarios de libranza, ha permitido toda suerte de desmanes en contra de los ususarios compradores victimas de estas ventas cuyos precios han quedado en manos de originadores e intermediarios que hoy claramente además de observarse extrañados por los señalamientos, no tienen un respaldo patrimonial ni margenes de solvencia adecuados al tamaño de los “negocios” que celebrarón quedando los inversionistas inermes ante la situación, viendo como desaparecen en manos de estos avezados de los negocios, los ahorros de su vida.

Introducción

Lamentablemente por cultura el Colombiano es particularmente  proclive al logro de dinero fácil o por lo menos a ofrecimientos de rentabilidades por encima de la que ofrecen los bancos; es así como se explica el nacimiento, el desarrollo y la reproducción de modelos piramidales como el de DMG entre otras tantas.

Para el caso de la compra o inversión en pagarés libranza, el Colombiano busca  obtener retornos a tasas inusualmente altas, lo cual  de suyo supone un mayor riesgo para el inversionista, riesgo que la fuerza comercial de los  intermediarios  en  la compra y venta de  pagarés como  Estraval, Elite International Americas,  entre varias otras, se cuidan en no advertir detalladamente al comprador ansioso por lograr la mayor rentabilidad posible para ellos. Por el contrario, lo que se advierte  son las bondades del modelo entre ellas como referente de seguridad, el que por ejemplo los mayores compradores de sus libranzas son los bancos, referente que sin duda deja muy tranquilo al inversionista; o que las cooperativas cuentan con fabricas de créditos que analizan perfectamente el riesgo antes de desembolsar el crédito; o que los pagarés así adquiridos (que muchas veces los compradores ni siquiera se les dejan ver físicamente), son entregados en custodia a importantes firmas de manejo de valores que respaldan su existencia y su custodia.  o que por tratarse de créditos otorgados por cooperativas, la ley laboral establece el beneficio de pago preferente, o que por tratarse de empleados oficiales, estos no perderán su puesto, etc. todo lo cual unido a la rentabilidad (que llaman maliciosamente “Utilidad”) lleva sin lugar a ninguna duda ni temor, a cualquier comprador a decidirse por la compra poniendo la mayor porción de sus ahorros en esta inversión (que ellos llaman compra).

Si Usted ha sido victima de una inversión en Libranzas, bien sea de ESTRAVAL, ELITE INTERNATIONAL AMERICAS o de cualquiera otra, no dude en contactarnos al correo info.legalteamworkes@gmail.com al 3044347186 o al 8414347. Contamos con la experiencia y el conocimiento necesario para recuperar su inversión.

Sin embargo los riesgos asociados a los pagarés libranza en la práctica son muchos, algunos de ellos  ni siquiera  dependen de los  intermediarios, aunque claramente los conocen.

  1. Riesgo Asociado a la Tasa de Interés de los créditos.

Las tasas de interés que cobran las cooperativas originadoras por los créditos que otorgan a sus beneficiarios (cooperados), pese a la reglamentación que se introdujo al respecto en 2014, aún  desbordan la tasa de usura (incluso la señalada para  microcreditos que siempre es superior en varios puntos a la establecida para créditos comerciales de consumo).

Esta tasa es disfrazada  bajo arandelas y costos adicionales mensuales de todo tipo que las cooperativas  incorporan a la cuota o flujo mensual. Es tan alta la tasa que se cobra en sacrificio del deudor – trabajador urgido de un  crédito (de consumo), que permite que la cadena de sucesivos  sub adquirentes al descuento  de estos pagare,  obtenga cada uno para sí altos porcentajes de ganancia  lucrándose sin reparo del castigo infligido al deudor.

  1. Calidad del Deudor

Este deudor   -que ni siquiera sabe que el pagaré en blanco, la carta de instrucciones y la autorización de descuento de nómina o libranza que firmó a la cooperativa, se encuentra en poder y endosado en propiedad en favor de hasta tres o más endosatarios o beneficiarios por cuenta de las sucesivas ventas al descuento que sobre el mismo han realizado todos los intervinientes en la cadena-,  en la práctica  ve notoriamente menguado su ingreso salarial neto  mensual,  incluso en porcentaje que supera el 50%  que ordena la Ley,  impactado incluso la capacidad de atención de sus necesidades más básicas y las de su familia.

Esto es debido a que generalmente se trata de deudores con el perfil de empleados que tienen la condición de soldados, policías, miembros del magisterio, etc. quienes al no tener acceso  a créditos con el sector financiero (dada su mínima o nula capacidad de pago o a un reporte financiero negativo), encuentran en los créditos libranza la única  alternativa de financiación a la cual puedan  acceder, condición  de manifiesta debilidad que les lleva a aceptar del acreedor cualquier condición por gravosa que ella sea.

  1. Análisis de riesgo e impago de las cuotas

La Cooperativa por su parte no hace un análisis de riesgo del crédito, ni siquiera un análisis adecuado o inadecuado, simplemente no lo hace; algunas incluso señalan al público tener una fábrica de créditos que evalúa todos los riesgos y niega solicitudes, lo cual no es así;  y no lo hacen porque  entienden que por cuenta del descuento por derecha (de nomina) que les hace la Pagaduría estatal, su riesgo es cero, lo que en la práctica puede no resultar cierto.

En estas condiciones, salta a la vista y de bulto que  el riesgo de siniestro o impago de la cuota del crédito que a su turno da lugar al pago de los flujos mensuales para la cadena de adquirentes subsiguientes de esa libranza es  inminente.  El prepago del crédito, la  muerte del trabajador, el retiro voluntario, los embargos preferentes como los de alimentos a los cuales acuden los compañeros o compañeras permanentes de los deudores tras no ver satisfecha las obligaciones alimentarias de sus hijos, la insuficiencia en el salario por cuenta de concomitantes descuentos que afectan el 100% del salario, etc. indican que esta compra (inversión) no sea segura. No son pocos los procesos de alimentos que realmente son fabricados por los mismos deudores y con los cuales pretenden embargar su salario y por ende sustraerse del pago total o parcial de la cuota mensual del crédito.

  1. Endoso con responsabilidad como ventaja inexistente

Muchos de los intermediario endosan el pagaré CON RESPONSABILIDAD, es decir, que ante un impago, tendrían que salir a responder por el importe del título, sin embargo la estructura financiera, nivel de activos, margen de solvencia, etc. de estos intermediarios jamás daría para atender el pago de ni siquiera la tercera parte de las obligaciones de las que por cuenta de este endoso, son solidaria e ilimitadamente responsables, convirtiendo en la práctica ese endoso en una estrategia comercial más, tendiente a demostrar una  seguridad adicional de la operación que no existe o que resulta INOCUA en la práctica.

 Si Usted ha sido victima de una inversión en Libranzas, bien sea de ESTRAVAL, ELITE INTERNATIONAL AMERICAS o de cualquiera otra, no dude en contactarnos al correo info.legalteamworkes@gmail.com al 3044347186 o al 8414347. Contamos con la experiencia y el conocimiento necesario para recuperar su inversión.

5. Pago de Flujos

El flujo mensual al comprador o inversionista final lo hace la cooperativa originadora una vez recibida la cuota de parte del deudor; lo hace al intermediario y este a su vez procede a trasladarlo al cliente comprador final del pagaré.

Esta operación debería tener una trazabilidad exacta para que no se genere un esquema ponzi o piramidal, pero que  – dado el manejo poco ortodoxo que tiene todo el tema desde los originadores hasta los intermediarios-  en la práctica muchas veces  no se da. Incluso, ni siquiera el valor total de la cuota pagada por el deudor a la cooperativa y esta a su vez al intermediario, le es girado al comprador. Existe margenes y diferencias en cada cuota que quedan en la cadena y que extrañamente no llegan al comprador,  legitimo tenedor y por tanto propietario de estos flujos a quien se le paga lo que indica el cotizador anexo al contrato, no lo que sumen las cuotas recaudadas.

Es así como por ejemplo, cuando ocurre un siniestro y a efectos de ocultarlo, en no pocas ocasiones,  proceden al pago de la cuota o flujo mensual, bien por parte de la cooperativa al intermediario o bien el intermediario  al cliente (aún no habiendo recibido el flujo o cuota en realidad). A su turno ante un impago del deudor, la cooperativa paga al intermediario y este al inversionista comprador; incluso en ocasiones la Cooperativa no recauda ni paga al intermediario, pero este si paga a su cliente comprador del título. Estas prácticas se posibilitan en la medida en que como generalmente los actores en la cadena no manejan fondos o carteras independientes (los recursos o el dinero proveniente del pago de los  flujos, como del proveniente de la venta de nuevos pagarés  que  terminan ambos confundidos en una misma bolsa), se hacen proclives a configurar dentro de la dinámica operativa del negocio, en un esquema ponzi o piramidal, en donde se pagan cuotas con el producto de la venta de nuevos pagarés o con el recaudo de flujos diferentes. Incluso, pagos no justificados o que sean trazables, tecnicamente pueden evidenciar en lugar de una venta de pagarés con flujos mensuales asociados, el pago de un interés o rendimiento por cuenta de una negocio de mutuo comercial con intereses.

Algunos de los intermediarios en la cadena designan a reputadas Sociedades Fiduciarias como las encargadas del recaudo y manejo de los recursos provenientes de los flujos lo cual aparecería como un garante de la independencia y la transparencia en el manejo de los recursos. Lamentablemente en no pocas ocasiones son parciales los recursos que se manejan a través de estos fideicomisos, ya que el grueso continúa ingresando a sus arcas directamente y confundiéndose malsanamente con los recursos propios del intermediario. Otros prefieren por los “altos costos” de la fiducia, manejar directamente los dineros en cuentas y depósitos especiales que les generan rentabilidad y les permiten manejo amplio e incontrolado del recurso que consideran propio.

Cuando por  evitar el escándalo de un impago, los intermediarios continúan pagando el flujo no recibido  y lo hacen con el dinero producto de nuevas ventas de pagarés libranza o con dineros de otros flujos, dan lugar a la estructuración de un esquema ponzi o pirámidal que tarde que temprano está llamado a colapsar.

Es tan delicado el tema que muchos de los pagarés que ofrecen en venta los intermediarios, ni siquiera esta en su poder, los han recibido físicamente, ni han pagado por ellos. Es decir, no ponen ni siquiera de su dinero para la compra pues los pagan con el valor que el cliente final les consigna como pago del precio de la compra venta de cartera al descuento. Al  inversionista  o comprador final solamente le presentan el pagaré días después de él haber hecho la consignación del valor de su compra (Inversión), incluso muchas veces ni siquiera le exhiben el título ni lo conocen, solamente le indican que está en poder de una reputada firma que los custodia; Se cuidan si de que la fecha del contrato de compraventa se corresponda con el del efectivo recibo de los títulos, para de esta manera no quedar en evidencia ante las autoridades de inspección vigilancia y control, que reciben dinero de una venta sin tener el bien (pagaré) a su nombre o en supoder, que en realidad no tienen pagarés en stock, sino que venden lo que aún no tienen y lo pagan con lo que su comprador les entrega.

  1. El prepago del crédito

El prepago o pago anticipado del crédito por parte del deudor a la cooperativa originadora está a la orden del día en razón del alto costo que representa para un empleado este tipo de crédito; sin embargo pese a que ocurre el prepago, este no se le informa ni se le paga  a la cadena sucesiva de adquirentes; por el contrario, es práctica común que los intermediarios continúen  pagando  el flujo mensual de  un pagare extinto (sin respaldo).

  1. La Muerte del Deudor

Generalmente los créditos libranza son créditos no amparados con póliza de vida, de manera que a la muerte del deudor, lo único que queda respaldando el crédito son sus prestaciones sociales que en caso de ser insuficientes, conllevan a tener un crédito quirografario sin ninguna preferencia ni garantía real adicional de pago, más allá de la eventual firma de un garante, fiador, avalista o codeudor.

  1. Embargo por Alimentos

La medida cautelar de embargo por alimentos  es preferente y afecta la prioridad en el pago de la cuota a la cooperativa. No es extraño que surjan procesos alimentarios en contra del deudor, bien porque al verse afectado por la cuota del crédito por encima de su capacidad de pago lleve consigo el incumplimiento a deberes alimentarios, o bien porque el mismo deudor fabrica el embargo para evitar o eludir el descuento y el pago del crédito a la cooperativa  y esta a su vez a los sucesivos subadquirentes del pagaré.

  1. Niveles de endeudamiento de los deudores y Pagarés

 El endeudamiento por encima de la capacidad de pago del deudor quien además de lo ya indicado, no existe mecanismo de control (como si existe en el sector financiero) que permita conocer a la cooperativa que este solicitante pueda estar  tramitando  varios créditos al mismo tiempo pero en diferente cooperativa llevando a afectar a tal punto su ingreso, que da lugar al siniestro o impago inminente de la cuota y por ende del flujo asociado al pagaré.

La cooperativa y/o acreedores generalmente hace firmar más de un pagaré original y más de una carta de instrucciones al deudor, y sale a vender ambos pagarés a dos diferentes intermediarios, resultando que un mismo crédito es vendido dos veces a diferente persona, pero solo se recauda sobre uno de ellos, por lo cual si la cooperativa atiende por lo menos en un principio el pago de ambos flujos, naturalmente lo estará haciendo con dinero propio (nunca) o con dinero producto de otras ventas de titulos, llevando a que un día el esquema resulte insostenible y el impago para el comprador final sea ya no un riesgo sino un hecho cierto.

Si Usted ha sido victima de una inversión en Libranzas, bien sea de ESTRAVAL, ELITE INTERNATIONAL AMERICAS o de cualquiera otra, no dude en contactarnos al correo info.legalteamworkes@gmail.com al 3044347186 o al 8414347. Contamos con la experiencia y el conocimiento necesario para recuperar su inversión.

 10. Control de Cartera y Manejo de Flujos

Existe un inadecuado control de la cartera por parte de los originadores, algunos de los cuales no cuentan con plataformas tecnológicas y programas adecuados para tal fin, haciéndose proclives errores en el control efectivo y riguroso de su cartera al punto tal que pueden llevarlo a pagar flujos al intermediario y este al comprador final, que no han recibido, a desatender una adecuada gestión de recaudo y seguimiento, etc.

  1. Ausencia de Respaldo Patrimonial y Financiero

Pese a que las cooperativas como los intermediarios generalmente endosan  con su responsabilidad los pagares libranzas que venden, al no contar con un respaldo patrimonial y financiero real que los convierta en verdaderos garantes del crédito ante el evento de un siniestro, hace que en la práctica estos sean deudores solidarios no idóneos ni efectivos al pago quienes en contraste si obtienen ganancias millonarias que no traducen en una mayor fortaleza patrimonial ni de garantía; sus márgenes de solvencia son bajos,  etc.

 12. Ausencia de Regulación

Pese a que se han hecho esfuerzos por regular la actividad, desde la expedición de la Ley 1527 de 2012 (Ley de Libranzas) no se ha producido una regulación efectiva a través de una reglamentación que permita poner en cintura el negocio que es legal y válido pero que por ausencia de control y regulación ha llevado a convertirlo en fuente de enriquecimiento de unos a costa del emprobrecimiento burdo y descarado de otros: por un lado de los deudores y por el otro extremo de la cadena: de los compradores incautos deseosos siempre de obtener intereses y rendimientos por encima de los posible y reales en el mercado.

Urge que el Gobierno deje de seguir haciéndose el de la vista gorda frente a la problemática que se deriva de esta actividad desregulada, permitiendo el privilegio de unos pocos a costa del sacrificio de incautos inversionistas que buscan los mayores rendimientos para su dinero, sin dimensionar, porque además se los ocultan, los riesgos connaturales a la operación.

Será el Gobierno Nacional apoyada en la Superintendencia de Sociedades y la Financiera principalmente como en la de Economía Solidaria, entrar a reglamentar y  regular la actividad  exigiendo tanto a originadores como a  intermediarios,  el cumplimiento de condiciones severas respecto a márgenes de solvencia equivalentes al volumen de operaciones que realizan, el endoso con responsabilidad, labor promocional, limites en las tasas de interés tanto como en las tasas de descuento, cumplimiento de condiciones operativas respaldadas en plataformas tecnológicas que integren todo el sistema desde las pagadurías de las entidades oficiales, hasta el intermediario y consumidor final.

El establecimiento de sistemas permanentes, adecuados e idóneos de control e información mensual y demás medidas que garanticen  que el negocio continúe pero en manos de entidades sólidas financiera, patrimonial y operativamente. Solo así podrá retornar la confianza al negocio y a que los inversionistas, en su gran mayoría pensionados, padres y madres de familia y público en general, pueda volver a considerar el poner el ahorro de sus vidas en la compra de pagarés libranza. Hasta tanto ello no ocurra, el negocio se seguirá prestando a estafas y defraudaciones que por tales lo hacen DE ALTISIMO RIESGO DE PERDIDA para los compradores finales. Muestra de ello es el caso ESTRAVAL de tamaño equivalente al de INTERBOLSA o el de Elite International Américas con sus últimos anuncios de impagos y falta de liquidez que llevaron a su  toma de control por parte de la Supersociedades. Faltan más compañías intermediarias por entrar en ese club, pero es responsabilidad de los Superintendentes involucrados, es decir: del estado, impedir que ello ocurra en la defensa de los intereses de los ahorradores, pues no es de recibo que unos pocos se lucren de manera sustantiva a partir de la desgracia económica y financiera de otros y lo peor: a sabiendas, pues tanto compañías compraventeras de pagarés libranzas, como sus asesores que obtienen grandes comisiones y premios mensuales representandos en vehículos, viajes, equipos de tecnología, etc. conocen exactamente los riesgos asociados y omiten deliberadamente darlos a conocer a sus clientes, por que saben que de hacerlo, no logran captar sus recursos.

Si Usted ha sido victima de una inversión en Libranzas, bien sea de ESTRAVAL, ELITE INTERNATIONAL AMERICAS o de cualquiera otra, no dude en contactarnos al correo info.legalteamworkes@gmail.com al 3044347186 o al 8414347. Contamos con la experiencia y el conocimiento necesario para recuperar su inversión.

Constituye este artículo una advertencia sobre los riesgos involucrados en este tipo de negocio o inversión, sin embargo debe reconocerse que existen en el mercado cooperativas e intermediarios pertenecientes al mercado secundario y terciario (extrabancario) que si han hecho la tarea y cumplen con un manejo ortodoxo, transparente y trazable de los recursos y que se han empeñado en mejorar su modelo de negocio y de fortalecerse operativa y patrimonialmente; ya serán los organismos de inspección, vigilancia y control quienes a través de la información que recauden, las visitas que practiquen y la información que reciban, quienes indiquen a la opinión pública con que entidades es posible continuar celebrando negocios de compra y venta de libranzas con TRANQUILIDAD.

Atentamente

Departamento Derecho Mercantil

Abogado Colombia, Legal Team Workers

Acerca de Abogados Colombia | Legal Team Workers

Abogados en Colombia, Derecho Corporativo, Financiero y Bursatil, Compliance Governance, Advisory, Compra y Venta de Empresas, Due Diligence, Auditoria Juridica, Buen Gobierno Corporativo.
Esta entrada fue publicada en Libranzas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios y Consultas

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s